lunes, 18 de abril de 2016

Filthy Beautiful Forever

Filthy Beautiful Forever” así se titula el cuarto libro de la saga “Filthy Beautiful Lies”de la autora Kendall Ryan y la reseña #24, y esta vez tenemos la historia del hermano mayor de los Drake. Collins. Y claro, la siempre amada Mía Monroe
 Título: Filthy Beautiful Forever
Saga Filthy Beautiful Lies #4 
Editorial: Autopublicado 
Fecha de publicación: Enero 2015
Sinopsis: 
Una promesa aparentemente inofensiva.
La única chica a la que nunca podría olvidar
Collins Drake ejerce control sobre todas las facetas de su vida. Desde su negocio, hasta el satisfacer sus necesidades físicas… todo pasa bajo su control.
Así que, cuando una mujer aparece ante su puerta y le recuerda la promesa que se hicieron cuando tenían solo diez años, eso no debería tener la habilidad de sacudir todo su mundo.
Pero lo hace

Porque Mia Monroe no sólo es su mejor amiga de la infancia, no era sólo la chica con la que perdió su virginidad y a la que no ha visto desde entonces, ella es la única excepción a su control perfecto. Y pieza por pieza, está a punto de destrozar sus planes cuidadosamente elaborados.


Collins Drake siempre ha tenido la ventaja de ser el hermano mayor porque siempre a experimentado todo primero que sus otros dos hermanos, pero no sabía que sus hermanos menores les iban a ganar en conocer a la mujer de su vida. La relación que mantiene con su novia Tatianna cada vez es más aburrida, ni siquiera el sexo lo disfrutan y está cansado de eso. Era demasiado plástica para su gusto, tener a una súper modelo en su vida era vivir escuchando la misma canción por dos años o viendo la misma película por ese mismo tiempo. Sabía que esa relación no iba a funcionar pero no encontraba la manera de romper con ella. Todas las mujeres que se encontraba en Los Ángeles estaban llenas de bótox y silicona. Necesitaba a alguien realmente especial que lo llenara, como hacía veinte años lo había hecho su primera chica.

Mía Monroe mejor conocida como: Gremlin —el apodo que le coloca Collins— después de ser despedida injustamente por su trabajo va rumbo a Los Ángeles en busca de una mejor vida y en busca de su mejor amigo desde la infancia, Collins Drake el cual no había visto desde que tenía quince años. Sus padres se mudaron de la ciudad, todo lo que tenía se desvaneció y eso también lo hacía su comunicación con Collins.
 
Siempre lo había amado, toda su vida. Él había sido su primera vez en todo y se habían hecho una promesa a los diez años: Si ninguno de los dos al cumplir treinta años estaba casado con otra persona se casarían entre ellos y aunque fuera un poco bobo Mía todavía tenía la esperanza que eso sucediera.

Me encantó el recuentro de ambos amigos, cómo reflejaban los recuerdos de la infancia con la realidad y que cuando eran pequeños crearan un libro llamado: “Los Archivos Gremlin” donde Mía colocó mil detalles de lo que quería ser cuando fuera grande y se fuera a casar con Collins. Y con respecto a Tatianna, ella le era infiel a Collins así que en la ruptura no fue gran cosa. En realidad ella era una persona bastante molesta.
 
Lo que más me encantó fue que supimos más de Sophie y de Kylie. No voy a hacer spoiler aunque me esté muriendo de ganas pero les digo que este libro vale la pena y no pueden dejar de leerlo. De nuevo se puede leer de manera independiente. Como ustedes les guste. No sé si este es el último libro de la saga, mátenme si quieren pero no tengo ni idea e imagino que así es ya que son solo tres hermanos. ¡Hasta la próxima!

Para Filthy Beautiful Forever

1 comentario:

  1. Hola guapa! Muy buena reseña y el libro pinta bien. Un besazo.

    ResponderEliminar